Los mejores regalos para los pequeños de la casa

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

La mayor alegría que puede tener un hogar es la risa de un pequeño que se siente contenido y feliz. Ese sonido celestial es sinónimo de un niño que crece en un ambiente sano y que goza de su entorno, y es aún más intenso cuando se encuentra disfrutando con juegos que están acordes con su edad.

 Escoger un regalo para un niño, en ocasiones, no es tarea tan fácil entre la cantidad de juegos bélicos, aquellos que no están acorde a su edad, lo que pueden ser peligrosos e inclusos los sexistas. Un buen juguete debe ser ante todo educativo, divertido y que le haga feliz.

Un peluche siempre es una buena opción

No solo es un regalo ideal para enamorados, lo es también para los más pequeños. Estos animalitos afelpados son ideales compañeros de fantasías, aventuras y sueños.

 Los ositos de peluche para niños siempre dan alegría, ya que su cuerpo suave y su ternura expresada en el rostro son motivo de paz y diversión. Así que comprar oso de peluche es una excelente opción, y lo mejor es que estos peluches de osos tienen varios precios y tamaños acordes a lo que se quiere.

 Esos tiernos muñecos no representan ningún tipo de peligro ya que su cuerpo está lleno de un material tan suave como el algodón y está claro que no necesita instrucciones de uso, solo es necesario mucha imaginación para hacerlo el compañero ideal en la etapa más importante de los niños.

 Desde los tradicionales diseñados con materiales como el fieltro, hasta los antialérgicos, desde los pequeños que caben en una mochila infantil hasta los que pueden medir tanto como un adulto.

 Existen diferentes modelos y por supuesto, eso significa que los precios son igual de variados, muchas jugueterías y tiendas online ofrecen precios especiales y atractivas ofertas, solo es cuestión de buscar un poco y encontrar la mejor opción.

Los juegos tradicionales que no se deben olvidar

Cuantos adultos de hoy, ayer encontraban horas eternas de juego con carritos de madera, peonzas, tirachinas, caballitos o zancos, seguro que son más de los imaginables.

 Con los grandes avances tecnológicos en el mundo, los juegos tradicionales quedaron a un lado, pero en Cerebrito Pérez se han dado la tarea de rescatar esa tradición y ofrecer juguetes de madera que vuelvan a las manos de los más pequeños para que hagan volar otra vez su imaginación con estos juguetes educativos.

 Con este tipo de regalos, la idea sin duda es volver al origen, a la creatividad, a dejar un poco la tecnología que aturde y evita el desarrollo de la imaginación y ofrecerles a los niños un mundo lleno de aventuras, de posibilidades infinitas de diversión, de pasarlo bien con otros pequeños y afianzar las relaciones de amistad. En esencia es permitir que descubran un nuevo mundo.

 Un juguete de madera huele a naturaleza, tiene el color del medio ambiente e invita a las nuevas aventuras que se pueden hacer al mismo tiempo que se desarrollan las destrezas y habilidades que seguramente no se creían posibles.

 Hoy estos juguetes vienen diseñados para niños más pequeños hasta los 12 o 13 años, pueden ser carritos, trenes, carruseles para las muñecas, cocinas, objetos musicales, hasta los más educativos. En definitiva, siguen siendo divertidos pero mucho más variados que hace unos años, lo que significa un mayor número de opciones para regalar.

Los juegos de mesa también pueden ser una opción

Horas interminables en familia se puede pasar mientras se juega al famoso Monopoly, el Juego de la Oca o el parchís. Son momentos que pueden afianzar la relación entre los padres y los hijos e incluso pueden ser usados por los más grandes para organizar noches de charlas y juegos entre amigos.

 Este tipo de opciones son ideales ya que también pueden ser muy educativas. Los pequeños van aprendiendo bien sea a contar, o algo de historia o geografía, al mismo tiempo que se divierten y comparten en familia alejados de una videoconsola que los mantiene encerrados en su cuarto o dentro de un mundo que, aunque virtual, puede ser dañino.

Las profesiones son también parte de los juegos

Desde los equipos para ser un carpintero, un bombero, un policía o un mecánico, hasta las muñecas que son doctoras, cocineras, maestras, en fin, hoy existe un sinnúmero de posibilidades para desarrollar en los pequeños cierta afinidad por tareas profesionales que pueden ser muy interesantes.

 Al mismo tiempo descubren un mundo nuevo, en el cual es posible que sus habilidades y destrezas se despierten y comiencen a compartir labores con los más grandes, al tiempo que dan a conocer sus preferencias.

Diferenciar los más adecuados según la edad

Aunque la intención siempre sea la mejor, no es lo mismo darle un carrito de juguete a un bebé de meses que a un niño de 7 años, es por eso, que lo mejor es conocer cuáles son los más adecuados de acuerdo con sus edades:

Para recién nacidos

Son tan pequeños que no tienen idea de qué es jugar, solo comen, hacen sus necesidades y duermen, es por eso que lo mejor es que sea algo suave, atractivo y que no implique ningún riesgo:

  • Móviles para la cuna.
  • Alfombras para el suelo.
  • Música u objetos con sonidos.

Desde las cuatro meses hasta el año

Ya comienza su proceso de descubrir lo que los rodea, saben que tienen manos, pies, sonríen, reconocen y viven un constante aprendizaje:

  • Pelotas suaves.
  • Juguetes con sonidos.
  • Gimnasio didáctico.
  • Juguetes para la bañera.
  • Cubos grandes para organizar.
  • Muñecos, peluches y títeres.
  • Carros de varios modelos.

A partir del año

Ya en este punto todo dependerá de su desarrollo, de lo que quiera descubrir, las opciones son mucho más amplias, pero a partir de allí lo que más quieren es divertirse. Por eso los regalos deben orientarse a incentivar su imaginación y coordinación motriz:

  • Triciclos o bicicletas.
  • Muñecas.
  • Carros de diferentes tamaños y usos.
  • Juguetes para el exterior como columpios o toboganes.
  • Juegos de masa flexible como plastilina.
  • De piezas para construir.

En fin, hoy en día son muchas las opciones que se pueden tener presentes en el momento de hacer un regalo a un pequeño. Lo importante es siempre pensar que lo ideal es que sean para su desarrollo creativo, para afianzar relaciones con sus pares y familiares. Así que al momento de buscar un juguete, es preferible que sea educativo, recreativo, divertido y que se escoja pensando en ver una expresión de alegría en esas bellas caritas y escuchar esas risas celestiales.

Entrada relacionada